Las Ludotecas

Escrito por flalu 03-11-2006 en General. Comentarios (20)

Dr. Prof. Raimundo Dinello. Uruguay
mundodin@adinet.com.uy

1.         Definición y finalidad

Las Ludotecas son un espacio de expresión lúdica creativa; de niños, jóvenes y adultos. Tienen la principal y global finalidad de favorecer el desarrollo de la persona en una dinámica de interacción lúdica. Específicamente, estimula el proceso de estructuración afectivo-cognitiva del niño, socializa creativamente al joven y mantiene el espíritu de realización en el adulto.

 

En centros de barrios, es una actividad que aglutina  familias y vecinos que se re-encuentran en una alegría de vivir, de expresarse, y de sentirse con ánimos para emprender tareas solidariamente: desde inventar juegos, hacer juguetes hasta proyectar mejoras en las condiciones de vida personal y colectiva.

 

Se originaron a mediados del siglo XX en Europa (Dinamarca - Suecia - Suiza), ensayada en Estados Unidos; en un símil a las bibliotecas: para prestar juguetes a los niños "desposeídos" en un periodo de modernización industrial. (Ludo = juego; teca = ordenamiento). Pero, luego en el III Congreso Mundial de Ludotecas, realizado en Bruselas, en Mayo de 1984, presentamos una nueva concepción de las ludotecas, inspirados en nuestras experiencias pedagógicas latinoamericanas.

Después, en Uberaba, en febrero de
1986, en el Circo do Povo , con representantes de Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay se fundó la FLALU confirmando la nueva concepción de ludotecas, resaltando el protagonismo de los niños que juegan, quedando en enésimo plano el ordenamiento y préstamo de juguetes según las edades infantiles. Posteriormente hemos compartido esta propuesta con  colegas de todos los continentes.

  2.   Contenido y funcionamiento

Las Ludotecas funcionan en un local amplio (salón social, museo, biblioteca, etc.) o al aire libre (Plazas Públicas, Parques arbolados) o en Centros educacionales no formales (rincones infantiles, clubes sociales, etc.) o en antesalas de hospitales, de supermercados, de estación de ómnibus y/o de trenes, o en explanadas de grandes edificios municipales... Funcionan principalmente en un horario semanal, o cíclicamente: todos los sábados, los domingos de tarde, cada quince días.

 

Desarrollan actividades de juegos recreativos, danzas folclóricas, teatro, artes plásticas, artes musicales, narrativa, leyendas..., utilizando objetos múltiples de desecho doméstico (copos plásticos, botones, ropas viejas,...), disfraces, pelotas, cuerdas, colchonetas, tintas para dibujos, diarios, revistas, arcilla, cola de pegar, cordeles, etc., juguetes, maderitas y clavos, instrumentos simples de iniciación musical...asumiendo integralmente a las áreas de expresión.

 

No se deberá confundir la organización de una ludoteca con la instalación de una suma de talleres de expresión", aunque ambos compartan el principio de abrir espacios para la expresión creativa de cada participante. Las Ludotecas tienen una tonalidad de participación, de alegría e integración social que va transformando su ciclo de funcionamiento -entre 3 y 5 horas- a través de la interacción con la heterogeneidad de Sujetos y las diversidades de los objetos.

 
  3.   Orientación del espacio lúdico

En la coordinación de una ludoteca, para animar las actividades lúdocreativas hay un arte pedagógico que se inscribe en  la percepción de cualidad educativa del orientador.

 

Si queremos recapitular los múltiples aspectos de la evolución consideremos:

a.          organizar el gran campo pedagógico con una dimensión espacial, según el número previsto de participantes, en función de animaciones a desplegar y atentos al contexto de la plaza urbana o medio natural del Parque donde se realiza;

b.          asegurar el inicio de las actividades, para que niños y adolescentes se acerquen, conozcan y exploren las distintas propuestas de expresión;

c.          invitar a soltar amarras, es decir liberar brazos cruzados y manos agarradas,... tanto de adultos como de jóvenes, para que todos puedan tener la experiencia del encuentro con múltiples opciones;

d.          el abrir o cerrar espacios de actividades, modificando las actividades y suscitando que los participantes inventes situaciones lúdicas;

e.          organizar el cierre y la despedida con participación de todos, buscando una dinámica colectiva con farándulas, cinchadas en círculo, movimiento de grupos y cánticos que expresan la alegría compartida.

 

Referente a la animación pensamos en sus principios básicos:

a.          imaginar la propuesta en base al cuerpo en movimiento, para ocupar un espacio de vida;

b.          cuidando de mantener la espontaneidad, que da la tónica del espíritu lúdico;

c.          orientar hacia la interacción con los objetos que nos introducen en el mundo los aprendizajes;

d.          facilitar espacialmente la interacción entre sujetos, dado que las ludotecas es el encuentro de muchos;

e.          reconociendo el carácter de la polivalencia en la creatividad. Buscando la integración Comunitaria.

 

  4.   Cantidad y Cualidad   

De todo tiempo el ser humano comienza su vida haciendo ensayos de sus potencialidades, descubriendo su entorno, tiene curiosidad, experimenta e integra sus aprendizajes. El juego es la vía natural de los aprendizajes que le permiten crecer, sin embargo se juega poco en las escuelas y son muchos los niños y jóvenes en la calle... necesitando muchos proyectos socio-pedagógicos.

 

Una nueva problemática es la relación entre la cantidad de niños con la cualidad de los programas lúdicos, no alcanza con actividades de entretenimiento y merienda. Se necesitan animadores con competencia metodológica de manera de concretizar el espacio virtuosamente educativo de las ludotecas. Las experiencias lúdicas tienen un valor en sí y tienen también una función pedagógica de reiniciar los aprendizajes sistematizados, entre los cuales debemos incluir la instrucción, de lo contrario estamos ante una nueva versión de "pan y circo". Es necesario entender el vocablo aprendizaje en una connotación de amplitud, en una significación antropológica.

 

  5.   Formación del equipo de animación

Lo medular para una Ludoteca está en el equipo humano que lo anima. La Formación de Recursos Humanos para Ludotecas necesita como mínimos dos ciclos de 120 horas (un ciclo de iniciación y un ciclo de profundización específica), acompañando la evolución de tales candidatos a formarse como animadores de actividades lúdico creativas. La FLALU organiza actualmente Seminarios de Formación en varias regiones de Latinoamérica, sobre todo donde hay proyectos Socio Pedagógicos integrados a los programas de Salud y de mejoras en la Urbanidad. En definitiva, las ludotecas son  un proyecto de integración Socio Cultural.

 

Los candidatos a ésta formación específica pueden tener una formación anterior muy diversa: asistencia social, bibliotecario, maestro, profesor de educación física, bellas artes, música, psicología, antropología,...con o sin experiencia de liderazgo juvenil. Necesitan adquirir una competencia en las artes lúdocreativas con comprensión de la dinámica basada en la epistemología socio-cultural. La intensidad y cobertura de un proyecto de Ludotecas en una ciudad o en uno de sus barrios, depende del poder patrocinador al determinar la cantidad y calidad de los Recursos Humanos puestos en acción; su formación específica condiciona el éxito de implantación de una Ludoteca.

 

Dr. Prof.  Raimundo   Dinello                    

Web:

http://www.expression-ludicocreative.org/

http://www.fortunecity.com/victorian/daddio/658/

http:www.ldc.com.br/flalu;  

http://www.hospitalprovidencia.com.br/lhf;   

         

Bibliografía  

Específica de Prof. Raimundo Dinello

The Right to Play 1ª Ed. - Stockholm 1980

Artexpresión y Creatividad 5ª  Ed.- Montevideo  2005

Expresión  LudoCreativa 7ª Ed. - Montevideo 2005

Pedagogía de la Expresión 4ª  Ed. - Montevideo 2003

El Juego - Ludotecas     Ed. - Montevideo 2003

Os Jogos as Ludotecas Santa Maria (Brasil) 2004

Ludotecas Ludocreativas Ed. Cooperativa del Magisterio, Bogotá 2004

Ludocreatividad Revista Magisterio Nº 19 ; Ed. Magisterio Bogotá.2006

 

Nota: En múltiples eventos Internacionales ha sido confirmado el creciente reconocimiento de los valores socios pedagógicos de las ludotecas, que se multiplican por todo el continente, coincidentes con una propuesta fundamentalmente educativa, aunque adquiriendo distintas formas y también con diversas finalidades. Por lo cual sugerimos a todos los equipos Flalu que hagan lo posible para constituirse en Institución reconocida jurídicamente; y concerniente a su programa de actividades, al igual que la Flalu Internacional, sean referentes de la Convención de los Derechos del Niño.